dilluns, 24 de gener de 2011

Amar... tan fàcil i tan difícil!


Enviat com a missatge privat pel tuenti a un amic:

Mira, tío, cada uno somos como somos.
Tú tienes tus cosas, otros tienen las suyas... Y yo creo que hay una cosa que os mata mucho: no sois, o no quereis ser, conscientes del enorme poder que tenéis, porque eso es una responsabilidad que no queréis asumir...
Nuestras acciones son más importantes de lo que nos parece en un primer momento. Pueden herir, pueden joderle la vida a una persona...  Si realmente fuéramos conscientes yo creo que no lo haríamos (es un poco socrático, pero algo de razón hay que darle al maestro).
Mientras, lo único que nos cabe es crecer, estar en camino, construir en nosotros la mejor persona posible. ¿Cómo? Mediante el amor. Yo solo puedo ser responsable del amor que yo doy, pues habrá que esforzarse porque sea el mejor que pueda ser, el más altruista, desinteresado, generoso, empático... que me sea posible en el momento de la vida que esté viviendo.
Eso me hará feliz y me ayudará a hacer felices a los demás.
¿No es ese el mensaje de Jesús?
No te preocupes de más, de una manera misteriosa, el amor siempre vence. Eso es confianza, osease, fe.
Eso sí que es una moral de señores a lo Nietzsche, eso sí que duele, eso sí que jode, pero ¡coño! Eso da sentido a una vida...
Tío... ¿Cómo puedes amar tú? Tus capacidades son una gran herramienta. ¿Las vas a desaprovechar?

T'estime, germanet!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per fer-te present deixant el teu comentari.